Donato Creti-Eneas y las Arpías

Donato Creti-Eneas y las Arpías

Referencia: DIT 148
Título de la Obra: Eneas y las Arpías
Autor: Donato Creti
Técnica /soporte: Lápiz sobre papel verjurado encolado a tela de seda
Medidas: 57 x 65 cm
Tipo de papel: Verjurado.
Filig./datos: Carta de confirmación de autoría de Andrea Emiliani, Presidente emérito de la Accademia Clementina, a quien agradecemos su ayuda en la catalogación de éste dibujo
Época: XVII
Biografia:

Donato Creti (Cremona, 24 de febrero de 1671 – Bolonia, 29 de enero de 1749) fue un pintor italiano, activo durante el barroco tardío. La Pinacoteca Nacional de Bolonia posee diversas obras de este artista, que se dedicó a la pintura de historia.

Llegó muy joven a Bolonia, ingresando en el taller de Lorenzo Pasinelli, discípulo a su vez de Simone Cantarini. En la escuela de Pasinelli absorbió el estilo neoveneciano de este maestro. La protección del conde Alessandro Fava le permitió estudiar los frescos ejecutados por Annibale Carracci y sus colaboradores en el palacio de su protector casi cien años antes. Por supuesto, también fue receptivo a la influencia de Guido Reni y sus seguidores más clasicistas, tradición que se hallaba fuertemente asentada en el ambiente pictórico boloñés. Sus poéticas y personales obras son, junto a las de Marcantonio Franceschini, el último estertor de la gran escuela pictórica boloñesa, de hondo clasicismo. Trabajó casi siempre en Bolonia, dónde pintó diversos frescos decorativos, piezas de altar y pintura de caballete para coleccionistas particulares. Su arte tiene dos características fundamentales, una finísima ejecución de mano y una capacidad de sugestión poética excepcional. Persiguió el ideal de belleza en sus figuras, que alcanzó sobre todo en sus pinturas bucólicas con pocos personajes. Sus obras tienen una gran viveza de colorido y un delicado acabado como de porcelana. Son notables sus pinturas de tema astronómico, que le fueron encargadas (1711) por el conde boloñés Luigi Marsili como regalo para el papa Clemente XI. Fue un dibujante compulsivo, ya sea como paso previo para la preparación de obras más ambiciosas o bien por pura autosatisfacción artística. Creti fue uno de los fundadores de la boloñesa Accademia Clementina (1709), de la que llegó a ser príncipe en 1728.

Estado de conservación: Bueno
Procedencia: Colección privada alemana