Ferdinand de Braekeleer – Escena interior

Ferdinand de Braekeleer – Escena interior

Referencia: DFR 129
Título de la Obra: Escena de interior
Autor: Ferdinand de Braekeleer
Técnica /soporte: Pluma y aguada parda sobre papel
Medidas: 20,9 x 25,4 cm
Tipo de papel: Blanco contínuo
Filig./datos: Firmado
Época: XIX
Biografia:

Ferdinand de Braekeleer (Amberes, 12 de febrero de 1792 – Amberes, 16 de mayo de 1883), a veces escrito como Ferdinand de Braeckeleer, era un pintor flamenco. Su dibujo y pintura pertenece a la Escuela de Pintura Flamenca y Holandesa del Siglo XIX.

Sobretodo es conocido por sus pinturas históricas y se llama “el Viejo” para distinguirlo de su hijo pintor Ferdinand de Braekeleer el Joven.

Después de la muerte de sus padres, ingresó en la escuela de arte para huérfanos de Mathieu Ignace van Brée en Amberes. Más tarde continuó su educación en la Real Academia de Bellas Artes de Amberes. Y sus pinturas recibieron varios premios en 1809 y 1811. En 1813 se ganó su reputación en el Salón de París con su obra Eneas die Anchises redt uit de brand van Troje (“Eneas salvando a Anquises del fuego de Troya”).

Así De Braekeleer decidió que quería ganarse la vida como pintor y probó varios géneros para descubrir cuál le daría más éxito. Además de pinturas históricas, también pintó pinturas religiosas, como San Sebastián para la Iglesia de Nuestra Señora de la Viña en Wijnegem. En la actualidad en ubicación desconocida. Asimismo en la exposición de arte de Amberes de 1819 exhibió cuatro pinturas. Entre ellas estaba Tobias bezorgt het zicht aan zijn vader terug (Tobias restaurando la visión de su padre). Y con ella ganó el Premio de Roma holandés en la categoría de pinturas históricas. Este premio le proporcionó una beca que le permitió estudiar en Italia para mejorar sus habilidades.

Por tanto pasó 1821 y 1822 en Italia. Junto con su tutor Van Brée (que se unió a él en Roma) visitó Nápoles, Ancona, Florencia, Bolonia y Venecia. Fascinado por estas ciudades y su paisaje, él llenó un boceto con dibujos de lápices de paisajes y vistas. Actualmente esta obra se exhibe en la Biblioteca Real Albert (Biblioteca Real Albert) en Bruselas.

Después de su regreso a Bélgica, De Braekeleer vivió en su ciudad natal, Amberes. Una vez allí creó obras inspiradas en los antiguos maestros flamencos. Principalmente se enfocó en pinturas históricas. Una de ellas es la pintura De Citadel van Antwerpen na het bombardement van 1832 (La ciudadela de Amberes después del bombardeo de 1832).

En parte debido a sus pinturas sobre los bombardeos de 1832 por los holandeses, se convirtió en un artista influyente en Bélgica. Sus dos hijos, Ferdinand el Joven (1828 – 1857) y Henri de Braekeleer (1840 – 1888) siguieron sus pasos en la pintura.

También su sobrino Adriaan Ferdinand de Braekeleer (1818 – 1904), fue pintor. Además de sus hijos, enseñó a varios otros pintores que llegaron a ser influyentes, como Jan August Hendrik Leys y Ernest Slingeneyer.

Estado de conservación: Bueno
Procedencia: Colección privada parisina