Miguel Torner de Semir – Florero

Miguel Torner de Semir – Florero

Referencia: PE 346
Título de la Obra: Florero
Autor: Miguel Torner de Semir
Técnica /soporte: Técnica mixta sobre lienzo
Medidas: 30 x 30 cm
Filig./datos: Firmado
Época: XX
Biografia:

Miguel Torner de Semir es un exponente del arte del Siglo XX por sus trabajos en pintura contemporánea desde que nació en 1938 en el castillo de Santa Pau. De este modo se cuenta como el último pintor vivo nacido en la Garrotxa (Gerona), emblemática población rodeada de volcanes. Actualmente vive en Sant Feliu de Guíxols.

Este peculiaridad marca su faceta de pintor, siendo un hombre de la Catalunya vieja. Un hombre culto y siempre atraído por la Edad Media, el Románico del Pirineo y los góticos primitivos. Así se nota por la estela del arte renacentista italiano, pintores del Quattrocento italiano como Fra Angélico o Rafael. Especialmente se deja sentir en muchos retratos femeninos de Torner de Semir.

Asimismo esa mezcla entre lo antiguo y lo nuevo es donde radica la originalidad de su obra. Lo que más parece haberle formado es el conocimiento del románico y el gótico. Sus figuras en múltiples ocasiones bordeadas de una gruesa línea oscura, nos evocan las luminosas vidrieras góticas.

Fue discípulo del pintor muralista y grabador Ricard Marlet, aprende lo que para él es lo más importante,la disciplina del dibujo. Con el maestro Marlet conoce el Modernismo y el Novocentismo catalán. Estudió en la Escuela de Bellas Artes en Sant Jordi en Barcelona y en la escuela de San Fernando de Madrid. Al visitar el Museo de Prado se impregnará de la pintura de Velázquez optando por reproducir las meninas a su gusto. Muestra esta obra universal con su estilo propio, con tonos de colores vivos como el rosa y el violeta fosforescente. Sin dejar lugar a dudas del resalte, modernidad y simpatía del artista. Además, si se observa atentamente, uno se puede encontrar con el uso por parte del artista, de la técnica del collage. Así decide incrustar un trozo de tejido, cartón o hasta una partitura musical.

En París, inicia su obra tal y como él denomina “entre lo viejo y lo nuevo”. Empezó a celebrar exposiciones individuales en Terrassa en 1968. Posteriormente lo hace en otras ciudades catalanas y en París (galerías Espace y Boutique). Su obra se inició en un figurativismo mediterráneo, desembocando luego en la abstracción, para regresar a una figuración de moderno concepto. Es considerado, en definitiva, uno de los exponentes más importantes de la pintura mediterránea.

Otras obras a la venta del artista:

Sant Jordi

Estado de conservación: Bueno
Procedencia: Colección particular barcelonesa