Antonio Canal (Canaletto) Atribuido – Paisaje imaginario

Referencia: DIT 103
Título de la Obra: Paisaje imaginario
Autor: Antonio Canal (Canaletto) Atribuido
Técnica /soporte: Pluma y aguada parda sobre papel
Medidas: 24,9 x 30,3 cm
Tipo de papel: verjurado adherido a otro papel
Filig./datos: Firmado. Carta manuscrita en italiano, visible al trasluz entre los dos papeles adheridos. Certificado por José Manuel Arnáiz
Época: XVIII
Biografia:

Canaletto, cuyo verdadero nombre fue Giovanni Antonio Canal (Venecia, Serenísima República de Venecia, 7 de octubre de 1697 –  19 de abril de 1768), fue un pintor italiano. Su dibujo y pintura pertenece a la Escuela Italiana del Siglo XVIII. Sobre todo destacan sus paisajes urbanos de Venecia dentro del nuevo género de la veduta.

Fué hijo del pintor Bernardo Canal, tomó el nombre de Canaletto para distinguirse de él. Su sobrino Bernardo Bellotto usó ocasionalmente el mismo seudónimo de Canaletto en su propia carrera.

Canaletto nace en Venecia, y a la edad de 19 años comienza a trabajar como aprendiz de su padre junto con su hermano. El padre, Bernardo trabajaba como escenógrafo teatral pintando amplios decorados para las representaciones. Bajo ésta temprana influencia, el artista empieza a familiarizarse con grandes paisajes urbanos. También estudió con Luca Carlevarijs, pintor de escenas callejeras y es influenciado por otro pintor Marco Ricci. Después Canaletto se desplaza junto a Bernardo Canal a Roma para pintar las decoraciones de las óperas de Scarlatti. Así conoce la obra de Giovanni Paolo Pannini, seguidor de la corriente vedutista, especializado en grandes paisajes y ruinas clásicas.

Asimismo se relaciona con diferentes paisajistas y comienza a pintar escenas urbanas. Regresa a Venecia y su técnica pictórica se centra en fuertes contrastes de luz, sin bocetos preparatorios del cuadro final. De igual manera comprende el acabado del trabajo in situ y no dentro del estudio. Usa la cámara oscura para el encuadre de los paisajes y una pincelada gruesa que otorga al cuadro una sensación muy realista.

En 1723 comienza a entablar amistad con el que será su mayor cliente y mecenas, Joseph Smith, cónsul inglés en la república de Venecia. Los trabajos de esta época están considerados por muchos como los mejores como The Stonemason’s Yard (1729, Londres, National Gallery). En 1740 comienza a variar su técnica y comienza a usar una pincelada suelta e imprecisa. Sus colores dejan de ser oscuros y comienza con el uso de la luz, los dorados, rojos y demás colores vivos que dotan al cuadro de gran luminosidad.

También se le nombra miembro de la academia veneciana de pintura y escultura en 1763. La técnica de sus últimos años se caracteriza por un estilo nada elaborado, superficial y por la repetición de paisajes de forma sistemática. Sus restos descansan en Venecia. Su reconocimiento se propagó a través de su obra y de la generación de discípulos que instruyó. De estre ellos destacan Bernardo Belloto, Francesco Guardi, Michele Marieschi, Gabriele Bella y Giuseppe Bernardino Bison.

Joseph Smith vendió gran parte de su colección al rey Jorge III que la incluyó dentro de la Royal Collection, por lo que muchas de sus pinturas se hallan en Inglaterra en museos y colecciones privadas como la Colección Wallace, el Museo Soane o el palacio de Woburn Abbey. Recobró auge indirectamente gracias a la vistas venecianas pintadas por Claude Monet y pintores posteriores.

Estado de conservación: Bueno
Procedencia: Colección particular barcelonesa