Henriëtte Ronner Knip – Flores y nido de pájaro

Referencia: DFL-137
Título de la Obra: Flores y nido de pájaro
Autor: Henriëtte Ronner Knip
Técnica /soporte: Técnica mixta y acuarela sobre cartón
Medidas: 32 x 44,3 cm
Tipo de papel: Cartón
Filig./datos: Firmado Henriette Knip. Realizado, por tanto, antes de su matrimonio con Teico Ronner en el año 1850, (de quíen adoptó el apellido) y antes de sus cuadros monográficos de gatos.
Época: Entre 1844 y 1850
Biografia:

Henriette Ronner Knip (31 de mayo 1821, Amsterdam – 2 de marzo 1909, Elsene) fue una pintora Holandesa. Su dibujo y pintura pertenece a la Escuela de Pintura Flamenca y Holandesa del Siglo XIX. También practicó la acuarela como en esta obra Flores y nido de pájaro.

Nació en una familia de artistas (madre, padre, tía, abuelo). Su padre Josephus Augustus Knip viajó a París en 1801 y estuvo pintando paisajes. Ganó el Premio de Roma en 1808 y pasó unos años en Italia desde 1809.

Como resultado, Henriette mostró interés en el arte desde temprana edad, teniendo como referencia a Josephus. De ese modo comenzó su educación artística a la edad de once años bajo la guía de su progenitor, que, desgraciadamente, perdió la vista en 1832, lo que originó la necesidad perentoria de que su hija tuviera que hacerse cargo prematuramente  de la economía familiar.  Por ello, Henriette, comenzó a trabajar rigurosamente, como artista, en  el estudio de su padre.

Sólo con dieciséis años expuso su primer trabajo en una exhibición de arte en Düsseldorf. Y con sólo dieciocho ya era capaz de producir y vender numerosas obras. Gradualmente comenzó a focalizarse en la temática de los animales. En 1845 sus obras estaban centradas en perros de caza en bosques o en campos.

Más tarde, en 1850 se casó con Teico Ronner, con quien tuvo seis hijos (dos se dedicaron a la pintura). Durante sus primeros años de matrimonio estuvo encargada de la economía de la familia. Alrededor del año 1870 comenzó a cambiar la temática de sus pinturas a los gatos. Su arte fue considerablemente popular.

Cuando el modernismo comenzó a ganar más terreno, sus trabajos comenzaron a ser llamados “poco inspiradores y conservativos”. Henriette ganó numerosos premios gracias a sus obras y ahora sus trabajos, ampliamente reconocidos por la crítica, se encuentran en diferentes museos de todo el mundo.

Estado de conservación: Bueno
Procedencia: Colección privada holandesa